Tendencias del packaging alimentario

Autor: Jorge Lorenzo, responsable de aguas, envase y medio ambiente de CNTA

El 25 de abril celebramos en CNTA un desayuno de trabajo titulado: Retos de futuro de packaging alimentario, a debate. En este evento hablamos de tendencias y de retos para el sector. Hicimos referencia al Congreso Meeting Pack que se celebró en Valencia en mayo de este año y al que asistimos. Dicho congreso tiene lugar cada dos años y reúne durante dos jornadas todos los trabajos innovadores y de actualidad del packaging alimentario a nivel internacional.

Este año, el enfoque de todas las presentaciones y debates estuvo centrado en el término “Convenience” y como deben adaptarse los envases alimentarios para satisfacer las necesidades de este término, para poder evolucionar según la demanda del mercado actual.

Durante dos días completos se trataron, debatieron y expusieron ponencias relacionadas con los siguientes términos entre otros:

–    Nuevas tecnologías
–    Cero residuo
–    Industria 4.0
–    Adaptable, manejable, cocinable, atractivo y novedoso
–    Millenians

Muchas de las innovaciones se centraban en mejorar la sostenibilidad ambiental de los envases alimentarios mediante nuevos compuestos biodegradables (PEF, PLA, etc…), envases más reutilizables/reciclables o que generan menos residuos por su ecodiseño.

Pero casi todas las innovaciones iban enfocadas a satisfacer las necesidades de un mercado en evolución, tanto a nivel de producción como de consumidor.

La producción alimentaria está evolucionando a una industria 4.0 donde todos los datos que genera el proceso puedan estar a tiempo real conectados y disponibles para tomar decisiones sobre el estado del mismo o las modificaciones a realizar de manera instantánea. Hacia esta tendencia, los envases deben posicionarse como una parte más de esta industria 4.0 y ofrecer cualquier dato de manera instantánea que nos facilite o ayude a evaluar el grado de eficacia de la operación del envasado, o de la vida del mismo.

Además el mercado está evolucionando y el consumidor demanda en los envases alimentarios tres cosas principalmente:

–    Envases más fáciles de usar. Que les permitan abrir y cerrar, cocinar o mejorar la preparación del consumo del alimento. O por ejemplo con mucha transparencia, que les permita ver el producto que está en el interior.
–    Envases que les faciliten la comprensión de lo que están consumiendo, mediante información de calidad del producto o sugerencias culinarias, dietéticas o de consumo. Por ejemplo, información codificada en la etiqueta o en el envase, y que los dispositivos electrónicos sean capaces de captar y de mostrar. Además de que el envase tenga una forma o textura, que mejore la percepción sensorial del alimento.
–    Envases más sostenibles. Fue otro de los temas más debatidos ya que el consumidor quiere que el envase sea  más sostenible con el medio ambiente.

Tras escuchar cada una de las ponencias se puede sacar una idea común, el envase alimentario debe evolucionar de la mano de la industria alimentaria mejorando la vida útil de los alimentos, mejorando la percepción del alimento por parte de las nuevas tendencias de consumo y digitalizando el ciclo de vida del mismo.

Estas son también las conclusiones que sacamos en el desayuno organizado por CNTA. Las empresas asistentes hicieron una mencionaron especial a la capacidad del packaging para aumentar de la vida útil del alimento que contienen y a la relación que se genera entre el alimento y el envase.

Para acceder a la nota de prensa del desayuno: Retos del futuro del packaging alimentario a debate, sigue este enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *