Food 4 Future, Día 2: Sostenibilidad e innovación colaborativa, los ejes de una intensa segunda jornada

Food 4 Future, Día 2: Sostenibilidad e innovación colaborativa, los ejes de una intensa segunda jornada

La mirada hacia el futuro de la industria agroalimentaria que ayer se compartió en las diferentes ponencias de Food 4 Future hizo hincapié en el compromiso con los retos relacionados con la sostenibilidad. Gestión del desperdicio alimentario, economía circular, reciclabilidad… fueron algunos de los ejes temáticos de un segundo día en el que también se abordó la necesidad de seguir impulsando la innovación colaborativa para que la transformación de los sistemas alimentarios sea real.

 

Mikel Arilla, técnico de Vanguardia y Tendencias de CNTA
marilla@cnta.es

 

A nadie se le escapa ya escapa que el compromiso con la sostenibilidad es ineludible para las empresas del sector agroalimentario. No solo desde enfoques como la minimización de los residuos, el upcycling o la consolidación de nuevas fuentes alternativas de proteína que puedan complementar a las de origen animal. También el mundo del packaging tiene mucho que aportar en la búsqueda de la sostenibilidad en la cadena alimentaria.

Precisamente ayer una de las sesiones en las que se reflexionó sobre el papel del packaging alimentario en las estrategias sostenibles fue la protagonizada por Lorenzo Pastrana (INL), Enrique de los Ríos (Única Group) y Amparo López (IATA), en la que trascendió la idea de que, ante las actuales demandas del consumidor y el impulso cada vez mayor de las administraciones, el packaging sostenible va a tener un recorrido enorme en los próximos años.

Pudimos ver ejemplos de desarrollos inspirados en la naturaleza, como envases celulósicos como alternativa a los bioplásticos o recubrimientos orgánicos basados en nanopartículas. Al mismo tiempo, se incidió en la necesidad de seguir trabajando en este tipo de desarrollos ya que, en la actualidad, los envases menos sostenibles tienen mejores campañas de marketing y, al menos de momento, son más económicos y cuentan con unas prestaciones tecnológicas superiores.

La sostenibilidad se ha abordado en Food 4 Future no solo desde la perspectiva de generar nuevos productos alimentarios o envases que contribuyan a ella. También se ha hablado mucho de la oportunidad que supone mirar más allá de los propios procesos productivos y de plantear acciones colaterales que permitan una visión integral. Un ejemplo inspirador es el que ha mostrado la empresa láctea Casa Grande de Xanceda, que más allá de producir leche ecológica adaptándose a las exigencias normativas apostó por garantizar la biodiversidad en el entorno natural de sus instalaciones, fabricando refugios para animales e insectos o diversificando la flora de sus campos. Pequeños gestos que hacen que el impacto ambiental de la compañía sea menor.

 

Colaboración para la innovación

Como foro de encuentro de diversas compañías, entidades y startups, Food 4 Future ha sido un altavoz para proyectar la importancia de la innovación abierta y colaborativa como vector crítico para que la transformación hacia la cadena alimentaria del futuro.

A lo largo de la jornada, varias ponencias abordaron ejemplos de diferentes fórmulas de colaboración. Fue el caso de la mesa redonda en la que se presentaron algunos de los proyectos de la aceleradora Spain Foodtech, cuyas 5 startups han pasado de tener un valor conjunto de unos 7 millones de euros a uno de más de 43 millones tan solo medio año después. En el caso de este programa de aceleración, la apuesta por generar propiedad intelectual y fomentar que las propias startups puedan contar con tecnologías patentadas gracias al acompañamiento de partners tecnológicos ha sido clave para el éxito.

En la ponencia ‘Development of new business’ se presentaron algunas claves para conseguir un ecosistema foodtech exitoso: Agentes generadores de conocimientos, una comunicación efectiva para conectar a esos generadores, inversores que doten de la financiación necesaria y grandes empresas que ejerzan de tractoras en los procesos de innovación. Todo estos ingredientes deben combinarse con la suma de ideas, talento y aprovechamiento de la oportunidad para así contribuir a que el ecosistema foodtech sea de verdad la tercera ola de la innovación en el mundo.

 

Cocuus, la sensación en el FoodTech Startup Forum

Un ejemplo paradigmático de colaboración y partnership tecnológica es el de la startup Cocuus. La firma capitaneada por Patxi Larumbe fue la ganadora del FoodTech Startup Forum organizado en el evento y que a lo largo de la tarde de este martes fue un escaparate para los desarrollos de 16 startups. Nutrición personalizada, predicción de mermas, encapsulación, etiquetado inteligente, apps de impacto ecológico… fueron muchas las ideas que se desplegaron en la sesión.

Cocuus sigue trabajando junto a CNTA y en el marco de la aceleradora Spain Foodtech en el desarrollo de su plataforma MimETHICA, que combina diversas tecnologías, como la bioimpresión o la multiextrusión paralela, aplicadas para producir análogos de carne y pescado en base a proteína vegetal y cell-based. Su ‘chuletón del futuro’ fue una de las sensaciones de esta segunda jornada de Food 4 Future.



#Follow us on Instagram