Jornadas de Referencia 2019

Jornadas de Referencia 2019

Los días 11, 12 y 13 de junio asistimos desde CNTA a las Jornadas de Referencia 2019 organizadas por el Centro Nacional de Alimentación (CNA).  Este año 2019 se conmemora el 45 aniversario de la creación del CNA, el cual a lo largo de su trayectoria se ha consolidado como uno de los referentes en materia de control de alimentos a nivel nacional e internacional.

La primera sesión a la que asistimos tenía como foco de explicación y debate la implantación de la Nota Técnica NT-86 de ENAC y de la norma UNE-EN ISO/IEC 17025:2017. Durante la exposición también nos informaron, entre otras cosas, acerca de los cambios que se han producido en los laboratorios de referencia europeos y nacionales en cuanto a la designación de funciones y especialización.

Desde AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) nos presentaron los resultados obtenidos en los estudios prospectivos de 2018, así como los temas en los que se está trabajando en este año. Pero, ¿qué son los estudios prospectivos y qué importancia tienen? Son estudios que ayudan a predecir el futuro, permiten adquirir conocimiento real de los peligros, determinar si constituyen un riesgo e implantar medidas para su prevención. Son estudios que requieren de la participación de diferentes comunidades autónomas y laboratorios, sobretodo, en la toma de muestras.

Tanto en los estudios prospectivos de 2018 como de 2019 se repiten las determinaciones de acrilamida en diferentes matrices y de Listeria monocytogenes en productos congelados. En cuanto a otros objetos de estudio son: presencia de organismos genéticamente modificados (OMG) en alimentos infantiles, productos ecológicos y veganos; diferentes alérgenos alimentarios; métales pesados como el níquel y cadmio en cacaos y chocolates y el yodo en algas marinas; contaminantes varios tales como dioxinas, PCBs similares y no similares a dioxinas, cloratos, fotoiniciadores o tintas de impresión, ocratoxina A, alcaloides pirrolizidínicos, citratos, ascorbatos e histamina y residuos de productos sanitarios.

En la prospección de peligros de interés en seguridad alimentaria en España, se hizo hincapié de manera más específica en los peligros químicos y biológicos. Dentro del primer grupo se citaron la cilindrospermopsina en agua no envasada, los cloropropanoles y glicidol en alimentos infantiles, los furanos y derivados, hicrocarburos en aceites minerales, micotoxinas, alcaloides de pirrolizidina en té, infusiones y polen. En cuanto a los peligros biológicos expusieron los virus entéricos (norovirus, hepatovirus), microorganismos como Yersinia enterocolitica, Vibrios no coléricos, E. coli no STEC y Clostridium difficile y los parásitos Toxoplasma bondii y Cryptosporidium.

La sesión del primer día finalizó con una exposición acerca de las nuevas tendencias en alimentación. Se habló de la “Estrategia NAOS” que es una estrategia de salud que promueve una alimentación saludable y la práctica de la actividad física, para invertir la tendencia de la prevalencia de la obesidad. También de los “superalimentos”, una denominación no acorde a su valor nutricional en algunos casos, por ejemplo, la maca. Salió a relucir la entomofagia como una práctica que tenderá a ser habitual; por su alto rendimiento en cuanto al aporte proteico que supone, en relación a la cantidad consumida en comparación con los productos cárnicos, pero sin obviar los riesgos que conlleva su consumo en cuanto al contenido de pesticidas y el desarrollo de nuevas alergias. Otra de las curiosidades que se presentaron fue la reducción del consumo de leche por parte de la población al sustituirse por leches vegetales, las cuales contienen proteínas de menor valor biológico y menos minerales, mientras enmarcaban a la leche como el alimento estrella por su biodisponibilidad para la absorción de calcio. La tendencia a la reducción del consumo de leche no se correlaciona con la prevalencia de la alergia a la leche (menos del 2% de la población española) e intolerancia a la lactosa, cuya cifra no está clara.

En las sesiones de los días posteriores se abordaron con gran profundidad técnica temas concernientes al área de la Microbiología, Biotecnología y Físicoquímica.

Dentro del ámbito microbiológico, resultan preocupantes las Resistencias Antimicrobianas. Se habló del plan de vigilancia de resistencia a antibióticos en bacterias zoonóticas y comensales, de acuerdo a la decisión 2013/652/EU y su ámbito de aplicación en aves (pavos y gallinas), porcino y vacuno.

En cuanto al área de Biotecnología, cabe destacar la polémica desatada a nivel de regulación de OMG en Europa al existir discrepancias en cuanto al tratamiento y clasificación legal de los alimentos modificados por nuevas tecnologías de edición genética, por ejemplo, la tecnología CRISPR/Cas9, que dan lugar a modificaciones difícilmente detectables.

Relacionado con el área de físicoquímica se abordaron temas relativos a las toxinas y las dioxinas. En relación a los residuos zoonosanitarios se expusieron novedades acerca de su control y métodos para el cribado de antibióticos, profundizando en el método multifamilia por LC-MS/MS. También se habló de materiales en contacto con alimentos y de la Propuesta de Directiva relativa a la reducción del impacto ambiental de determinados productos del plástico.

Considerando lo valiosa que resulta para CNTA la información transferida por parte de laboratorios de referencia y laboratorios de control oficial, queremos trasladar esta información de vanguardia y esperamos poder seguir asistiendo a este evento en años posteriores.

 

Autora: Laura Sánchez, Análisis de Biotecnología de CNTA



#Follow us on Instagram