La Administración pública promueve ayudas para el sector agroalimentario, alineadas con tendencias de vanguardia: alimentación saludable, proteínas alternativas y sostenibilidad

La Administración pública promueve ayudas para el sector agroalimentario, alineadas con tendencias de vanguardia: alimentación saludable, proteínas alternativas y sostenibilidad

La Sociedad Pública del Gobierno de Navarra (Sodena) desarrolló el jueves 16 de junio una jornada para informar sobre las diferentes formas de financiación disponibles para apoyar y transformar el sector agroalimentario, tanto a nivel regional como nacional. En este evento pudimos ver que estas ayudas están vinculadas a diferentes tendencias de vanguardia como alimentación y salud, proteínas alternativas, valorización de subproductos o industrialización de la producción ecológica,

Claudia Elizari Vidaurre, técnica de Vanguardia, Marketing e Innovación.

celizari@cnta.es

La Administración pública cada vez está apoyando más la transformación de la industria agroalimentaria. Para ello, promueve diferentes tipos de financiación, que en muchos casos están alineadas a las tendencias de vanguardia como son la alimentación saludable y sostenible, el fomento de las proteínas alternativas, la valorización de los subproductos o la industrialización de la producción ecológica.

Un ejemplo de esa apuesta por la transformación de esta industria, la pudimos ver en la jornada ‘Ayudas al sector agroalimentario’, que se celebró el jueves 16 de junio en Tudela y estuvo organizada por la Sociedad Público del Gobierno de Navarra (Sodena).

En ese evento, pudimos conocer de primera mano diferentes vías de financiación como la Línea Agroinnpulso de Enisa una línea de financiación dirigida a impulsar la transformación digital de las empresas del sector agroalimentario y del medio rural. Los fondos de esta línea provienen del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), y son gestionados y administrados por Enisa. Agroinnpulso cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros para 2022 y 10 millones de euros para el próximo año.

Según Pedro Sotoca, responsable de Inversiones en Enisa, esta ayuda está dirigida a “pymes agroalimentarias de toda la cadena de valor que desarrollen proyectos innovadores o de base tecnológica, en especial, aquellas que generen nuevos productos, procesos o servicios con capacidad para crear empleo de calidad para jóvenes y mujeres”.

Igualmente, el responsable deslizó que “la rentabilidad no es el único requisito para conceder la ayuda. Sino que también debemos ver que el valor sostenible de la inversión”.

Asimismo, Sotoca indicó que “los importes mínimos del préstamo son de 25.000 euros y el importe máximo alcanza el 1,5 millón de euros”. Esta línea de financiación cuenta con un horizonte temporal amplio, el cual puede llegar hasta los 9 años, no va ligada a ninguna garantía ni aval (salvo en casos excepcionales de estructuras financieras complejas, y se puede solicitar en cualquier momento del año, aunque “se recomienda hacerlo durante el primer semestre, ya que el plazo de repuesta es menor”, argumentó Pedro Sotoca.

Ayudas regionales

También, en el encuentro conocimos otras propuestas de financiación. Una de ellas es la que detalló Roberto Yoldi, director del Servicio de Fomento de la Industria del Gobierno de Navarra, que explicó la convocatoria de ayudas para 2022, que se publicó el pasado 24 de mayo y que pretende subvencionar a proyectos a dos años vista. De estas ayudas, pueden ser beneficiarias las empresas que realicen su actividad en la región y estén al día de pagos.

Yoldi también destacó que entre los baremos para aceptar un proyecto se encuentra que este “venga de un programa de I+D anterior”, ya que según afirmó “queremos apoyar al proyecto en sus distintas fases de ejecución”. Asimismo, matizó que “cualquier proyecto que haya recibido financiación por parte del Gobierno de Navarra, puede acceder a una línea de Enisa, esto es algo complementario, no excluyente”.

Tras la presentación de Roberto Yoldi, Pilar Irigoyen de Sodena tomó la palabra para mostrar el trabajo que realizan desde la empresa pública, la cual pretende “contribuir a la competitividad del tejido empresarial navarro”, señaló.

Irigoyen indicó que la intención de Sodena es apoyar a “los emprendedores, directivos y empresarios, en el impulso de creación de nuevas empresas innovadoras en Navarra, y en el lanzamiento, crecimiento y consolidación de las compañías existentes”. Además, resaltó que también “realizamos captación de inversiones y apoyamos al Gobierno de Navarra en sus estrategias”.

Para certificar ese respaldo, la empresa pública cuenta con diferentes vías: apoyo financiero para startups; la aceleradora de innovación Orizont; impulso de empresas de base tecnológica, mediante colaboraciones con universidades o con los programas ADitech y CEIN; ayudas para situaciones de crisis; o proyectos de nuevas inversiones como el programa Aftercare.

Por último, la jornada finalizó con la explicación de un caso práctico, en el que la empresa VisionQuality Systems mostró su experiencia en Orizont y cómo pidió las diferentes subvenciones para desarrollar una base tecnológica para que su proyecto siga creciendo y dando servicio a distintos clientes que además son componentes del tejido de la industria agroalimentaria de la región y fuera de ella.

Financiado por:



#Follow us on Instagram