La indulgencia en tiempos de confinamiento: ¿un nuevo horizonte para el snacking?

La indulgencia en tiempos de confinamiento: ¿un nuevo horizonte para el snacking?

El webinar de AECOC ‘Oportunidades en el momento snacking’, al que asistió CNTA, planteó cómo la tendencia creciente del consumo de snacks entre horas puede ser un fenómeno al que la crisis del COVID-19 afecte de manera menos acusada que a otras categorías.

Autor: Mikel Arilla, técnico de Vanguardia y Tendencias de CNTA
marilla@cnta.es

 

CNTA asistió el pasado 1 de abril al webinar Oportunidades en el momento snacking, una de las sesiones virtuales que AECOC ShopperView está organizando durante estas semanas en las que la crisis sanitaria del COVID-19 ha afectado al consumo en los hogares. En concreto, de la mano de Xavi Cros, pudimos ver cómo las tendencias en el producto snacking habían evolucionado a la entrada de este 2020 y de qué manera esa ola se verá afectada por la irrupción de las medidas de aislamiento a raíz de la pandemia… o no. Porque la indulgencia en tiempos de confinamiento también parece tener cabida.

El estudio que AECOC realizó como base para este webinar se llevó a cabo con una muestra cualitativa de 35 personas de entre 18 y 65 años que protagonizaron las llamadas Snacking Stories y otra cuantitativa en la que se encuestó telefónicamente a 1.241 personas de toda España que consumían alimentos fuera de las comidas estructuradas (desayuno, comida, merienda y cena) al menos 3 veces por semana. El estudio se circunscribió a 18 categorías de producto, entre ellas patatas, mixes de frutos secos, chocolates, galletas, kits de dippear, embutidos, conservas de pescado o bollería.

Uno de los insights más relevantes de este estudio que se trasladó en el webinar es la alta penetración de mercado de los snacks en el contexto de España. Varios ejemplos: las bebidas representan un 64% de penetración de mercado, con protagonismo de los segmentos de 25-30 y 41-55 años; los snacks salados tienen un 88% en penetración de mercado, referencialmente en los segmentos de 18-24 y 31-40 años; y, por último, el snack dulce se aproxima a su ‘vecino salado’, con 82% de penetración y una especial aceptación en la horquilla que va de los 18 a los 40 años.
Otros datos relevantes son:

– Un 64% enmarca los snacks en sus rutinas de consumo habitual
– Un 36% manifiesta que ese consumo es esporádico
– Para el 60%, forma parte de la compra rutinaria. Este último dato nos da claves de que el picoteo entre horas tiene una presencia importante en la cesta de la compra.

 

Arraigo y un nuevo prototipo: el snack híbrido
Xavi Cros destacó el arraigo que los snacks tienen entre la población española, con un consumo medio de 3,5 veces al día y especial incidencia en la horquilla de edad entre 18 y 40 años. Dentro de esta tendencia, AECOC identifica tres tipologías de snack, una de ellas resultante de las dos primigenias. En concreto, habla del snack unhealthy, del snack healthy y de su hijo pródigo: el snack híbrido. Con respecto a este concepto más novedoso, su razón de ser es evidente: unificar la búsqueda de placer sensorial y la cobertura de demandas funcionales relacionadas con la salud. El híbrido, aunque todavía penetra con fuerza (44% de las elecciones de snack) todavía no ha “matado al padre”, ya que el snack unhealthy supone el 54%. El healthy, de momento, se queda en el 6%. Así pues, la indulgencia en los hábitos de consumo vuelve a posicionarse como un factor más que relevante.

Pero, ¿en qué se ha basado esa hibridación del snack? Las innovaciones que dibuja AECOC en su análisis tiene varios frentes. Por un lado, el producto, donde se mira al free from (gluten, lactosa, aceite de palma…) y al rico en, además de atisbarse un hueco para nuevas propuestas a base de proteína animal (nuevos formatos de embutidos). Por otro, los procesos, en los que se tiende a buscar alternativas a la más clásica y tradicional fritura. Horneado, tueste, deshidratación o prensado son algunas de las técnicas de elaboración que asoman con cada vez mayor impacto.
Esta casuística relacionada con la definición de los snacks y de la búsqueda de las demandas incipientes de los consumidores permite trazar la que es, según AECOC, la parametrización del snack ideal. Sus cualidades son:

– Aporta un beneficio al cuerpo
– Más natural y menos procesado
– Proporciona placer y disfrute
– Apela al menos a uno de los cinco sentidos

 

Los momentos y las motivaciones de consumo
Uno de los aspectos más interesantes del estudio de AECOC es su delimitación de los momentos de consumo en función de la motivación (disfrute, funcional) y la planificación (planeada, improvisada). Concretamente identifica la siguientes 15 ocasiones de consumo:

 

¿Por qué el COVID-19 puede apuntalar estas tendencias, también en el futuro?
Es evidente que, aunque la crisis coyuntural que va a plantear el COVID-19 a muchos niveles tira por tierra muchos de los paradigmas de tendencias que parecían destinados a consolidarse en este 2020, el vector snack tiene otra ‘onda’. Datos de las primeras semanas de confinamiento aportados por Nielsen arrojan que categorías como las galletas o el chocolate aumentaron un 27% su ratio de venta y que, en líneas generales, el consumidor encontró más hueco para los caprichos.

Estos insights fueron desplegados en el webinar de AECOC pero, en esa línea, también Kantar mostraba la incidencia del feel good factor y, en consecuencia, el repunte en el consumo de bebidas alcohólicas o productos premium /gourmet, en su análisis de la evolución del consumo en China. Aunque el estrés y la tensión psicológica pueda amedrentarnos, siempre, o casi siempre, hay un hueco para el placer. Especialmente si se trata de comida.

De nuestro repaso diario través de la Plataforma de Vigilancia e Inteligencia ALINNOVA de CNTA, también hemos recopilado algunos inputs que pueden darnos una idea de cómo esta categoría de producto está evolucionando en torno a las diferentes tendencias de consumo:

Premier Foods y Danone reflexionan sobre la indulgencia en las tendencias de consumo del contexto COVID-19 y auguran que los momentos de consumo familiares beneficarán a este tipo de productos

Al igual que el convenience, el vector placer resurgió en España en torno a la Semana Santa

Euromonitor desliza que el auge del consumo de alcohol en China como consecuencia de los cambios de tendencias podría prevalecer

 

 

 

 

 

 

 

 

 



#Follow us on Instagram