CNTA avanza en diferentes proyectos de investigación que impulsen un sector agroalimentario más competitivo

San Adrián (Navarra), 25 de febrero de 2021.– Las nuevas tecnologías han cambiado el futuro de la industria agroalimentaria, que debe adaptarse a un contexto de transformación continua. Los avances científico-tecnológicos serán críticos para responder a los retos y oportunidades que afronta el sector y contribuirán a satisfacer la demanda de unos consumidores cada vez más conscientes e informados ofreciendo productos saludables, seguros, sostenibles y accesibles para toda la población.

Con el objetivo de obtener soluciones y descubrimientos que den respuesta a estos grandes desafíos, CNTA, junto a diferentes entidades y agentes, continúa avanzando en la generación de conocimiento y la transferencia de tecnología a la industria alimentaria a través de numerosos proyectos de investigación. Meditomato, Iafood, Surefish, Alinfa, Biofood y Nutri+ son algunos ejemplos.

 

Meditomato, Iafood y Surefish: tecnologías para la industria 4.0

En la actualidad, el concepto de Calidad y Seguridad Alimentaria 4.0 es uno de los focos relevantes en la investigación científico-tecnológica. El desarrollo de aplicaciones y metodología para monitorizar parámetros de calidad y seguridad en tiempo real, crear modelos predictivos o gestionar grandes volúmenes de datos, permitirá a las empresas ganar en eficiencia en un escenario cada vez más digitalizado y automatizado. Estos son algunos proyectos que están investigando diferentes tecnologías:

MEDITOMATO: en este proyecto se ha avanzado en el uso de tecnologías que permiten optimizar las operaciones en toda la cadena de valor y la toma de decisiones en tiempo real. En concreto, se investiga con la tecnología de espectroscopia de infrarrojo cercano (NIR), que permite obtener diferentes parámetros físico químicos referentes a la calidad del tomate, tanto en el propio invernadero mediante un prototipo portátil, como en la línea de producción con otro dispositivo at line.

IAFOOD: iniciado recientemente, este proyecto nos adentrará en el potencial de la Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data aplicado a la industria alimentaria. La investigación pondrá el foco en la obtención de patrones que permitan predecir uno o varios parámetros de calidad del producto a partir del análisis de datos. Además, se pretende optimizar el desarrollo de sensores de monitorización rápida basados en tecnologías NIR, hiperespectral o ultrasonido, ofreciendo un control analítico de producto en cuestión de segundos.

SUREFISH: la aplicación de modelos matemáticos a partir de tecnologías de imagen avanzada NIR e hiperespectral para medir diferentes parámetros relativos a la frescura y congelación del producto centra la investigación de Surefish. Estos avances permitirán a las empresas avanzar en sus sistemas de calidad y seguridad del producto, además de jugar un papel crucial en el control y la lucha contra el fraude alimentario en los próximos años.

 

Alinfa y Biofood: ejemplos de innovación en alimentación saludable

La preocupación por el bienestar y la salud a través de la alimentación es una tendencia de consumo que se ha visto reforzada con la irrupción del COVID-19. Muchos consumidores siguen buscando, no solo alimentos con ingredientes más naturales o con menos azúcar, grasas o sal, sino que ahora exploran las posibilidades de los alimentos funcionales, aquellos que aportan un potencial beneficio para la salud además de sus propiedades nutricionales. Ambos ejes son importantes focos de investigación:

ALINFA: con el objetivo de conseguir una alimentación infantil saludable y equilibrada, CNTA trabaja en diferentes estrategias para conseguir reducir el contenido en sal y azúcar de los alimentos. Entre ellas, cabe destacar la encapsulación de sal para añadir menos cantidad de esta, pero aumentar la percepción de sabor salado, la sustitución de la sacarosa por nuevos ingredientes que permitan un etiquetado “clean label” y la reducción de azúcar en bebidas fermentadas mediante el empleo de bacterias ácido lácticas productoras de polialcoholes.

BIOFOOD: continúan los avances relacionados con el uso de la biotecnología para la obtención de ingredientes funcionales. En este proyecto en concreto la investigación se ha focalizado en los probióticos y posbióticos, así como en los alimentos fermentados beneficiosos para la salud, analizando cómo estos ingredientes afectan al comportamiento de la microbiota intestinal, y con el fin de reforzarla.

 

Nutri+: investigación para avanzar en la nutrición de personas con necesidades especiales

El moldeado y la impresión de alimentos ha abierto un campo de innovación que se focaliza en la búsqueda de texturas para producir alimentos nutricionalmente aptos y sensorialmente atractivos para un tipo específico de consumidor, que presenta necesidades especiales, como las personas que sufren disfagia. Este tipo de desarrollos también se están realizando:

NUTRI+: la investigación se centra en la formulación de alimentos con ingredientes que presenten propiedades beneficiosas para la salud y, además, permitan conseguir una textura adecuada. Para ello se están empleando distintas tecnologías, como por ejemplo el moldeo y la tecnología Inkjet junto a Cocuus System Ibérica, empresa de mecatrónica aplicada a la gastronomía.

 

Todos estos avances confirman que la tecnología y la ciencia están evolucionando rápidamente y serán los motores de cambio para la transformación de la industria agroalimentaria. Desde las tecnologías basadas en la visión espectral, que proporcionarán información sobre diferentes parámetros del producto y se convertirán en las mejores herramientas para la automatización y el control de la calidad y seguridad alimentaria, hasta la Inteligencia Artificial y el Big Data. Además, tras el torrente del COVID-19, continuará la investigación relacionada con las estrategias de mejora de perfil nutricional y el diseño de ingredientes de última generación para dar respuesta a las demandas del consumidor. Sin duda, la ciencia abre el camino para que la industria alimentaria pueda adaptarse a esta realidad futura.

Los proyectos IAFOOD, BIOFOOD, NUTRI+ y ALINFA son proyectos financiados con fondos públicos del Gobierno de Navarra.

Los proyectos MEDITOMATO y SUREFISH son parte del programa PRIMA financiado por la Unión Europea.

#Follow us on Instagram