Conocer, evaluar y estar informado, la mejor forma para anticiparse a los actuales riesgos emergentes que surgen en la cadena alimentaria

El webinar ‘Riesgos emergentes en la industria alimentaria: la importancia de identificarlos a tiempo’, organizado por CNTA, puso de manifiesto la trascendencia de estar actualizado en materia de riesgos emergentes para poder adelantarse y tomar decisiones.

En el encuentro virtual se mostraron algunas causas de los actuales riesgos emergentes entre las que destacan: el cambio climático, los nuevos hábitos de consumo, los nuevos alimentos o la adaptación de los patógenos.

 

San Adrián (Navarra), 10 de junio de 2022.- El mundo de la alimentación está cambiando y con ello surgen riesgos emergentes con los que la industria alimentaria está luchando o se va a enfrentar en un breve espacio de tiempo.

Saber reconocerlos y tener claro cómo prepararse y actuar ante estos nuevos peligros para ofrecer productos saludables y de calidad han sido los principales mensajes que se han destacado en el webinar ‘Riesgos emergentes en la industria alimentaria: la importancia de identificarlos a tiempo’, organizado por CNTA.

Cristina Garrido, responsable de Seguridad Alimentaria de CNTA, inició el encuentro definiendo lo que se considera un riego emergente: “se trata de un riesgo resultante de una incrementada exposición o susceptibilidad frente a un factor desconocido hasta el momento, o bien asociado a un incremento en la exposición frente a un peligro ya identificado”.

Garrido explicó el origen de los actuales riesgos emergentes. La responsable de CNTA destacó el cambio climático, las evoluciones demográficas, los nuevos hábitos de consumo, el aumento del comercio y turismo, los nuevos alimentos, la adaptación de los patógenos o los cambios en la industria y tecnología como fuentes de riesgos emergentes de hoy en día.

La experta de CNTA también describió algunos riesgos emergentes que están surgiendo actualmente como las micotoxinas, la aparición de nuevos virus o patógenos importados de otros países o el óxido de etileno, del que CNTA ha logrado, recientemente, la acreditación ENAC.

La visión de la distribución y el fabricante

A continuación, Mónica Cid Rivas, responsable de Calidad de Eroski, y Rosa Elena Martínez Ruiz, directora de Calidad de Congelados Navarra detallaron en una mesa redonda la importancia de los riesgos emergentes para sus compañías. Ambas participantes comentaron las diferentes fuentes oficiales que consultan para estar informadas y la positiva aportación que reciben desde CNTA para poder detectar posibles peligros.

En su intervención, Mónica Cid afirmó que “es muy importante saber identificar los riesgos emergentes para poder anticiparnos y tomar medidas preventivas”. Por su parte, Rosa Elena Martínez se centró en resaltar que “un riesgo emergente puede desencadenar una grave crisis y los costes (tanto en seguridad alimentaria y de salud para los consumidores como en confianza hacia la empresa) son muy altos”.

Tanto la representante de Eroski como de Congelados de Navarra comentaron que periódicamente realizan un análisis de los posibles riesgos emergentes que pueden afectar a sus empresas. Además, Rosa Elena Martínez indicó que en este asunto, “tenemos en cuenta todos los eslabones de la cadena alimentaria. Cuando identificamos un peligro lo comunicamos a toda la cadena y lo metemos dentro de nuestros planes de control”.

Similar planteamiento presentó Mónica Cid, la cual añadió que “desde Eroski comercializamos toda clase de productos por lo que este tema lo trabajamos muy estrechamente con nuestros proveedores y asociaciones”.

La fórmula de CNTA para identificar riegos emergentes

Para finalizar, en la última parte del evento, Laura Sánchez, responsable de la Unidad de Innovación de CNTA, detalló la forma de proceder que tiene el centro tecnológico para conseguir identificar a tiempo los riesgos emergentes.

En su exposición, Sánchez hizo hincapié en la importancia de la vigilancia y la búsqueda de información: identificando las fuentes adecuadas para consultar temas legislativos, comunicados de entidades relevantes (AESAN, EFSA, FDA, FAO, etc.), alertas alimentarias, retiradas de productos y brotes. Este apartado “aporta valor intrínseco a la actividad desarrollada internamente en CNTA, ya que tenemos una actualización continuada al realizar un seguimiento de artículos y publicaciones relacionadas con peligros dentro del ámbito de la seguridad alimentaria”, indicó Sánchez,

Sobre el ámbito de vigilancia, la responsable señaló que desde el equipo se centran en detectar los riesgos emergentes que suceden en el ámbito europeo, estadounidense y australiano, aunque matizó que la vigilancia se hace a nivel mundial, ya que “si hay un peligro muy destacado en cualquier zona del mundo lo tenemos en consideración”.

Otro aspecto importante para realizar esta vigilancia exhaustiva es la implicación directa del equipo de CNTA en “proyectos internos y colaborativos o la participación en eventos, congresos o grupos de expertos para estar siempre a la última en este tema”, afirmó la experta.

Una vez realizada la vigilancia, un tema fundamental es el tratamiento de los datos obtenidos. Para ello desde CNTA se realizauna recopilación de la información de interés, para posteriormente filtrar esa información útil y categorizarla”, señaló Laura Sánchez. Tras realizar ese proceso se analizan los resultados obtenidos, con el objetivo de “poder anticiparnos a los riesgos emergentes que llegan y poder tomar decisiones”, declaró.

Por último y tras haber analizado esa información, se presenta al sector de una forma amena y ágil mediante un boletín informativo sobre riesgos emergentes, el cual “está adaptado a las diferentes necesidades de los actores de la industria alimentaria”, finalizó Sánchez.

Financiado por:

#Follow us on Instagram