Recetas saludables, divertidas y creativas para mejorar los hábitos de alimentación de los niños y niñas navarros

CNTA y otros organismos y empresas alimentarias de Navarra participan en el proyecto de investigación Alinfa, que tiene como fin fomentar la alimentación saludable en el colegio y en el hogar.

En este primer año de proyecto se han creado las 20 primeras recetas saludables en colaboración con el chef Iñaki Andradas. Hasta el momento han sido testadas por un grupo de 40 niños.

 

San Adrián, 6 de agosto de 2020.- CNTA ha cumplido el primer año de trabajo en el proyecto ALINFA (Alimentación para la infancia saludable, accesible y asequible), cuyo objetivo principal es generar conocimiento y mejorar la provisión de alimentos saludables para niños y niñas de 3 a 12 años, abordando los dos principales canales de aprovisionamiento: las comidas en las escuelas y las comidas en el hogar. Durante este año, el centro tecnológico y el resto de empresas e instituciones navarras involucradas en ALINFA han centrado los esfuerzos en diseñar y testar las primeras 20 recetas culinarias para el público infantil y llevar a la práctica el primer estudio sensorial con un grupo de40 niños y niñas.

Para el diseño de estas recetas se ha contado con la participación del chef navarro Iñaki Andradas, quien tras recoger los requerimientos nutricionales identificados por la Universidad de Navarra ha incorporado de forma práctica e innovadora ingredientes (avena, verduras, extrusionados de legumbres, etc..) que las empresas implicadas en el proyecto han propuesto incorporar en las dietas.

Algunos ejemplos de las originales (a la par que saludables) recetas propuestas por el cocinero Iñaki Andradas son la hamburguesa de texturizado de guisante con kétchup de remolacha, el falso arroz caldoso de avena y calabaza o los espaguetis de calabacín con pesto de pistachos.

En este primer estudio (durante el proyecto se llevarán a cabo dos más) han intervenido 40 niños de entre 3 y 12 años, quienes han valorado atributos de apariencia, sabor, olor, textura y color de cada una de las propuestas saludables del chef. “En la actualidad estamos analizando en CNTA este primer test sensorial, y ya podemos afirmar que este público es mucho más exigente de lo que esperábamos en un primer momento. Tenemos por delante un reto importante, ya que debemos ofrecerles recetas saludables, divertidas y ricas que puedan competir con las demandadas pizzas, hamburguesas o patatas fritas”, asegura Sandra González, investigadora del área de I+D+i de CNTA y responsable del proyecto en el centro tecnológico.

 

Estudio de requerimientos nutricionales, preferencia y aceptación

Previo a la configuración de este primer estudio en los niños, la Universidad de Navarra (UNAV) realizó durante los primeros meses del proyecto (verano del año 2019) la determinación de las deficiencias nutricionales de la población infantil, siendo el potasio y la vitamina D los indicadores nutricionales seleccionados.

CNTA, de acuerdo a estos indicadores, definió grupos de alimentos aptos para compensar estas deficiencias. El pescado se postuló como el mejor aporte de vitamina D con valores comprendidos entre los 8 µg/100 gramos de las sardinas, y los 25 µg/100 g del atún.  En el caso de alimentos ricos en potasio, entre las múltiples opciones propuestas por CNTA, los pistachos (811 mg/100g), las almendras (767 mg/100g), las espinacas (460 mg/100g) y la avena (429 mg/100g) se postularon como ingredientes para las recetas del chef.

De forma paralela, la Universidad Pública de Navarra (UPNA) inició la evaluación del comportamiento alimentario y las preferencias de los niños, así como los factores genéticos, de sexo, sociales, culturales, geográficos y otros que afectarían a este comportamiento. Después de 733 encuestas a niños y niñas de Navarra, destaca que un 82% come fruta diariamente, y un 63% verduras y hortalizas. El consumo de legumbres es de al menos una vez a la semana para el 88% de los niños y niñas, mientras que el 81% también come carne al menos una vez cada siete días. El consumo de dulces es diario para el 14,5%, semanal para el 42,5% y ocasional para el 42,3%. En cuanto a carnes, el pollo fue el producto estrella, ya que el 95% lo destacó como la carne más consumida, seguido de ternera, cerdo y empanada. En el caso del pescado, merluza, gallo y salmón destacan como los más consumidos.

El estudio también ha concluido que las características organolépticas y la forma de presentación de los alimentos son determinantes para la aceptación de los alimentos por parte de los niños y niñas, además de evidenciar que las condiciones de vida de las familias marcan los patrones de alimentación.

En la actualidad, los organismos de investigación (CNTA, UPNA y UNAV) y las empresas participantes en el proyecto (Comedor saludable, IAN, Harivenasa, Grupo Apex y Sanygran) siguen trabajando enfocadas en conseguir el reto de ALINFA: diseñar menús (un primero, un segundo y un postre) saludables, dirigidas al público infantil y que incluyesen verduras, cereales y pescado, minimizando la inclusión de azúcar, sal y grasas.

“Este proyecto ha sido financiado por Gobierno de Navarra a través de la convocatoria de Ayudas para la realización de proyectos estratégicos de I+D 2019-2021″

#Follow us on Instagram