Novedades legislativas en toxinas, contaminantes, materiales en contacto con alimentos y controles oficiales

Novedades legislativas en toxinas, contaminantes, materiales en contacto con alimentos y controles oficiales

El 14 y 15 de junio de 2022 se celebraron las Jornadas de Referencia del Centro Nacional de Alimentación (CNA), a las que acudió CNTA, como parte de RELSA (Red de Laboratorios de Seguridad Alimentaria), para conocer novedades legislativas sobre controles oficiales, toxinas y contaminantes de procesado o materiales en contacto con alimentos. En este post te contamos la nueva legislación que se está preparando y la que se ha publicado recientemente.

Modificación en los controles oficiales

Paloma Cervera, subdirectora general de Coordinación de Alertas y Programación del Control Oficial de AESAN, abrió las jornadas presentando los principales aspectos del borrador del Proyecto Real Decreto Relativo a los Controles y Otras Actividades Oficiales por el que se derogará el Real Decreto 1945/1983, que regula las infracciones y sanciones en materia de defensa del consumidor y de la producción agro-alimentaria, y el Real Decreto 1749/1998, por el que se establecen las medidas de control aplicables a determinadas sustancias y sus residuos en los animales vivos y sus productos.

Cervera hizo hincapié en ambos casos sobre los aspectos relacionados con la toma de muestras y análisis en un contexto nacional e internacional, en base al Reglamento (UE) 2017/625 sobre controles y otras actividades oficiales.

Así, algunas de las principales novedades que recogerá el nuevo Real Decreto se refieren a los siguientes aspectos:

– La exclusión de toda la parte que hace referencia a la defensa del consumidor. El Reglamento se va a centrar solo en la cadena alimentaria.

– La posibilidad de realizar controles oficiales in situ o a distancia y de presentar los registros de controles oficiales en versión papel o de forma electrónica.

– En referencia a la toma de muestras y análisis, el Reglamento propondrá que el operador tenga derecho a un segundo dictamen pericial, el cual incluirá una revisión documental. Esto se realizará solo cuando el segundo análisis sea pertinente, adecuado y viable, y este solo lo podrá realizar un laboratorio acreditado por la norma ISO 17025.

– En referencia a los plazos, se dispondrá de 5 días hábiles para que la muestra se envíe a un laboratorio, 20 días hábiles para emitir un informe de ensayo y 5 días hábiles para dar la conformidad al dictamen. Estos plazos se podrán ampliar en determinados casos.

– Se modificará el modo de proceder para optar a un segundo dictamen pericial, ante un resultado desfavorable del análisis. Este obliga a una revisión documental del muestreo que deberá hacerse por un experto reconocido y con las calificaciones adecuadas.

– No será obligatorio la comunicación al operador que la toma de las muestras se realiza para un control oficial.

– Los laboratorios oficiales solo serán los que estén integrados en la Red de Laboratorios de Seguridad Alimentaria (RELSA).

Toxinas y contaminantes de procesado, nueva legislación

David Merino, jefe del Servicio de Gestión del Riesgo de Contaminantes en Alimentos de AESAN, hizo una revisión de las novedades legislativas en el campo de las toxinas y contaminantes de procesado.

En su presentación realizó un repaso de las nuevas medidas publicadas en materia de límites máximos y recomendaciones de datos de contaminantes desde 2021 hasta la actualidad. Algunas de las que destacamos son las siguientes:

– Contaminantes agrícolas: durante este año entró en vigor la aplicación de nuevos contenidos máximos para Esclerocios del Cornezuelo y Alcaloides Cornezuelo en cereales, Alcaloides Opiáceos en semillas de adormidera y para los productos que las contengan. Además, se incluyen nuevos productos con límites máximos para los Alcaloides Tropánicos.

También se han publicado nuevas Recomendaciones para Toxinas de Alternaria en alimentos y Glucoalcaloides en patatas y productos a base de patata. En este caso, se hizo hincapié en que los límites indicativos para ambas recomendaciones no son máximos, es decir, si se sobrepasan habría que investigar para averiguar la razón de dicha desviación, pero no supondrían una retirada del mercado del producto afectado.

Asimismo, esta previsto que se publiquen en 2022 y entren en vigor en 2023 contenidos máximos para:

  • Ácido cianhídrico en almendras dulces y semillas de lino.
  • Delta 9-THC en semillas de cáñamo y derivados.
  • Regulación específica con límites de Ocratoxina A para jamón serrano.

– Contaminantes industriales: respecto a este campo en 2022 se han publicado la Recomendación para el control de Furanos y Alquilfuranos en alimentos, y el Nuevo Reglamento que regula el contenido máximo de Mercurio en sal y pescado. Igualmente, se prevé el establecimiento de nuevos límites de Arsénico para cereales, pescados, moluscos, crustáceos, alimentación infantil y sal.

– Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP): en referencia a las sustancias químicas como las Dioxinas y los Bifenilos Policlorados (PCB) se prevé la publicación de niveles máximos para nuevos productos y cambios en los niveles ya establecidos para carnes, productos cárnicos y huevos.

Asimismo, se está trabajando en la publicación de un Reglamento que fije contenidos máximos en huevos y pescados, entre otros alimentos, para sustancias Perfluoroalquiladas (PFAS), aunque de momento no hay fecha prevista de publicación.

Para el futuro, Merino vaticinó que seguramente se va a trabajar en niveles máximos o recomendaciones de control sobre Hidrocarburos de Aceites Minerales (MOSH/MOAH), Retardantes de llama, Nitratos, Níquel y Quinolicidínicos.

Materiales en contacto con los alimentos, guías armonizadas

Respecto a este bloque, en las Jornadas del CNA se revisaron las actividades realizadas durante el año, con el objetivo de avanzar en legislaciones más apropiadas y en el ajuste de los métodos de control, en cuestión de seguridad alimentaria, de los materiales que están en contacto con los alimentos.

Uno de los aspectos que más preocuparon fue el “conseguir una armonización que permita identificar migraciones de sustancias no añadidas intencionadamente (NIAs)”, tal y como destacó Eddo Hoekstra, ingeniero químico de la Comisión Europea. Para lograrlo se está trabajando en guías de aplicación europeas de los métodos más adecuados de control.

Así, resaltó que en 2021 se publicaron tres guías para el control de la seguridad alimentaria de materiales que forman parte de artículos de cocinado, y se espera que durante este año se publique una guía para el control de materiales de papel y cartón.

Financiado por:



#Follow us on Instagram