Packaging alimentario: los esfuerzos se dirigen hacia envases más circulares

Packaging alimentario: los esfuerzos se dirigen hacia envases más circulares

El último Congreso Meeting Pack puso de manifiesto que la tendencia continúa siendo dirigir las energías en conseguir envases más sostenibles, sin olvidarse de las prestaciones técnicas y la seguridad alimentaria. El consumidor cada vez exige más y la legislación europea incita a investigar más en materiales innovadores, que permitan ser reciclados para poder ser devueltos posteriormente al sistema y volver a fabricar más material, cumpliendo así con el objetivo de la economía circular. En este post te detallamos lo más destacable de lo que se habló en este evento

Jorge Lorenzoresponsable de Aguas y Envases de CNTA
jlorenzo@cnta.es

La mayor concienciación empresarial por un desarrollo sostenible y, más concretamente, por una economía circular, tal y como se promueve desde la Unión Europea y se demanda por parte de los consumidores, lleva a que el sector del packaging alimentario siga teniendo en la sostenibilidad su faro por el que guiarse.

El Congreso Meeting Pack corroboró que el verdadero reto de la industria es conseguir envases más circulares, pero que cumplan con las funciones de un packaging:

  • Ser seguro y no aportar sustancias a los alimentos que puedan suponer un riesgo para el consumidor.
  • Mantener las condiciones de seguridad y organolépticas del alimento durante toda su vida útil, ya que igual de importante es reducir al máximo el desperdicio alimentario.

Innovación en los materiales

Con la palabra sostenibilidad siempre en la mente, el congreso se centró en diferentes temáticas. Una de las que llamó más la atención fue la de materiales innovadores para lograr que los envases sean más reciclables y circulares.

Para conseguir este objetivo se expusieron varios puntos:

  • La transformación de materiales multicapas a monocapas (más sencillos de reciclar), con la suficiente barrera a los gases para que conserven las mismas propiedades técnicas que los multicapa. Aquí el empleo de material PET (Polietilen tereftalato), con diferentes cualidades, continúa siendo tendencia.
  • El uso de la poliamida, que en combinación con otros materiales incorpora capacidades técnicas de barrera al material y es reciclable.
  • La apuesta por materiales biodegradables o compostables.

Igualmente, pudimos ver de primera mano ejemplos de combinaciones de envases no plásticos (como bandejas de cartón) recubiertas de plástico fácilmente separable por el consumidor, lo que permite “reducir el contenido plástico del packaging en un porcentaje significativo y ser más fácilmente recicables”, tal y como comentó la empresa Lubrizol.

La importancia del postconsumo

En Meeting Pack se debatió sobre la importancia de mejorar la gestión de los residuos postconsumo y se expuso la necesidad de conseguir residuos segregados, de más calidad, que logren hacer más eficientes los sistemas de reciclajes.

Asimismo, se puso sobre la mesa la problemática de la disponibilidad de estas tecnologías de reciclado, ya que existen y se pueden utilizar, pero no se consigue tener residuos suficientes para mantener una producción eficiente y que tenga una calidad suficiente para que no generen ineficiencias en el sistema.

Casos de éxito en agua, productos congelados y platos preparados

En Valencia pudimos ver algunos ejemplos en materia de envase circular. Pascual presentó dos casos en este sentido: el de las botellas de agua de su marca Bezoya, que son 100% elaboradas con material reciclado, y el brik de leche, cuyo envase es, en un 89%, de origen vegetal.

Otras muestras de éxito fueron la sustitución del material plástico por cartón en algunos productos congelados de Nueva Pescanova, y la modificación de las bandejas de platos preparados para que sean más reciclables por parte de Interal.

Financiado por:



#Follow us on Instagram