LA MESA DEL FUTURO

SE DISEÑA HOY

LA MESA DEL FUTURO

SE DISEÑA HOY

Escenarios de oportunidad Food Tech

El foodtech está guiando el camino hacia la alimentación del futuro. ¿Cuáles son los escenarios de oportunidad? ¿De qué se habla más? ¿Son sólo expectativas o ya están cerca de ser realidad?

Para dar luz a estas cuestiones, nuestros expertos de Vanguardia han realizado un seguimiento de las noticias publicadas en más de 100 fuentes con contenidos sobre la industria alimentaria. A partir de ese seguimiento y la curación de esas informaciones, podemos mostrarte los Escenarios de Oportunidad Foodtech que se vislumbran en el periodo de tiempo analizado.

¿Cómo leer e interpretar el mapa?

ver más

Nuestro Mapa de Escenarios de Oportunidad Food Tech es una gráfica visual e intuitiva que te permitirá identificar de forma rápida y sencilla la posición de cada escenario en base a tres variables:

Cuota de voz
Porcentaje de informaciones referenciando a determinado escenario respecto al total de informaciones analizadadas.


Momento de innovación
Valoración de la fase de desarrollo de cada escenario en su aproximación al mercado.
Mide según lo que se dice en cada información si se encuentra en momento de arranque,
expectación, desafíos, introducción, crecimiento o mass market.

 


El tamaño de la burbuja
Número de informaciones publicadas para cada escenario en el periodo de tiempo analizado.
Representa cuanto se habla de cada escenario en cada momento.

 

 

Explora de forma rápida y visual los escenarios de oportunidad Food Tech.

¿Cuál es el mejor escenario para ti?

SOSTENIBILIDAD

⇓ Navega por pestañas para ver cómo evolucionan las tendencias en el tiempo ⇓

SOSTENIBILIDAD_ENERO/ABRIL 2022.
Total informaciones analizadas: 53

¿Quieres usar este mapa?
Puedes compartirlo en formato original
Descárgalo
aquí

Profundiza en los macroescenarios más representativos aquí
⇓⇓

Interpretando el mapa

El plástico, enemigo a batir en los envases

El mundo de la sostenibilidad se va incorporando en el día a día del consumidor, cuyas exigencias actuales van encaminadas en cuidar el medioambiente. El ruido mediático en este macroescenario ha bajado considerablemente en este inicio de año, pero las informaciones destacan por incrementar la fase de madurez respecto a anteriores oleadas de Escenarios de Oportunidad.
Con todo ello, las empresas del sector son más conscientes de la importancia de apostar por envases más sostenibles. Una de ellas es la startup israelita proveedora de packaging Tipa, la cual recaudó 70 millones de dólares a principios de año, para invertir en sus envases compostables.
Plásticos reciclados y reciclables, materiales reutilizables o compostables continúan construyendo la tendencia que “reina” en el mundo del envasado, tal y como se explicó en la pasada feria Pick&Pack.
Pero sustituir el plástico, tecnológicamente “imbatible” en cuanto a conservación y seguridad alimentaria, o al menos reducirlo es el gran desafío para superar. Las expectativas están puestas en el desarrollo de nuevos materiales, especialmente los procedentes de fuentes de origen vegetal.

Asimismo, surgen nuevas iniciativas como el de la compañía de agua embotellada ZenWTR, que se ha convertido en la primera marca de bebidas en el mundo en recibir la Certificación Plástica Negativa, otorgado por la Plastic Credit Exchange, el primer programa global de compensación de plástico sin fines de lucro.

Upcycling-food waste, oportunidad con la nueva ley

El upcycling y las estrategias para minimizar el desperdicio alimentario continúan con su evolución. En el horizonte se presenta una gran oportunidad con la Ley de Prevención de las Pérdidas y Desperdicio Alimentario, que se espera que entre en vigor el 1 de enero de 2023, y en el que el tema de la valorización de subproductos será un aspecto fundamental.
Las empresas que sepan adaptarse y prepararse ante este nuevo marco legislativo tendrán la delantera cuando la ley sea una realidad. Eso sí, también habrá que “educar” a un consumidor que, en general, tiene una mala disposición a consumir esta clase de productos.
Recientemente, hemos podido ver los ejemplos de Dole, que recicla los subproductos de las frutas que comercializa, como su piña enlatada, para crear zumos asequibles para el mercado de Asia, o Frucor Suntoryresultan del prensado del zumo para utilizarlos como aromas, antioxidanes o espesantes para sus zumos y smothies.
También destacable es el acuerdo de colaboración entre el especialista de ingredientes en panadería Puratos con la startup de upcycling Regrained, que ha desarrollado una tecnología para reciclar granos de cerveza desechados, para suministrar soluciones recicladas a la industria panadera.

Vertical farming, hacia arriba

Vertical farming es otro escenario de oportunidad que está creciendo en fase de madurez y cuenta con gran importancia en el macroescenario de sostenibilidad. Según indican los últimos datos disponibles de GFI, en 2020 esta categoría alcanzó una inversión global de 1.900 millones de dólares y más en concreto las startups relacionadas con indoor farming lograron financiación por valor de 1.600 millones de dólares en 2021, conforme señalan desde Pitchbook.
Asimismo, a principios de este año la cadena global de supermercados Walmart anunció su compromiso para invertir 400 millones de dólares en la compañía de vertical farming Plenty Unlimited y también por las mismas fechas Upward Farms anunció sus planes para construir una nueva indoor farm que según declaran, cuando se inaugure en 2023, será la más grande del mundo.
La perspectiva es que este escenario siga creciendo y desde BIS Research aventuran que este mercado podría alcanzar en 2026 los 20.000 millones de dólares.

Neutro en carbono, una realidad o fantasía

La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de efecto invernadero. Ante esta problemática, las grandes empresas alimentarias se han comprometido, con planes trazados a corto-medio plazo (2025-2030) y más a largo plazo, casos de Mondelez y Mars (2050) para lograr la neutralidad en carbono. Para conseguirlo las compañías trabajan, principalmente, en cuatro estrategias: invertir en actividades que reduzcan las emisiones, packaging más sostenible, comprar derechos para compensar las emisiones de carbono y diseñar nuevos productos neutro en carbono.
En 2022 hemos podido ver algunos lanzamientos en este sentido como la cerveza Bud Light Next, que reduce su huella de carbono, la bebida energética de Riff o las comidas preparadas congeladas de Evol, ambas neutras en carbono.
También, están saliendo iniciativas como el sistema eco-score, que sigue un esquema similar al nutri-score, y en donde resume quince impactos ambientales que tiene un producto, el cual se puede adquirir en el lineal.

Más con el bienestar animal

El número de empresas que certifican sus productos con el sello de Bienestar Animal sigue en aumento. Las cárnicas son las empresas más adheridas a esta tendencia, las más recientes en unirse han sido Froiz y la marca propia de Carrefour, aunque también vemos casos de productores de lácteos y derivados e incluso se empieza a concienciar en este tema en el sector del pescado, caso del certificado APR (Atún de Pesca Responsable).
Sin duda, las empresas ya tienen interiorizado este escenario y por eso cada vez más vemos ampliaciones de gama o nuevas categorías que llevan el sello de bienestar animal.

Optimizar el uso de recursos

La sostenibilidad también pasa por lograr unos procesos más optimizados y evitar mermas o gastos superficiales (y más con la subida de las materias primas y de la energía de los últimos meses). Así, sea por convencimiento o por interés económico este escenario continúa avanzando en su madurez por parte de las compañías, independientemente de su tamaño.
El tema de la economía circular cada vez está más presente y las empresas buscan de tratar de aprovechar mejor sus recursos. Un ejemplo es el de Alcampo, que ya cuenta con 35 centros de residuos cero, la iniciativa ‘La alimentación no tiene desperdicio’, impulsada por Aecoc, la inclusión de parques solares en las propias fábricas para aprovechar la energía solar, tal y como ha hecho Nueva Pescanova en Valencia.

Ecológico, escenario consolidado

La producción ecológica es un escenario estabilizado, en el que predominan los lanzamientos de producto y se percibe un crecimiento de mercado. Kombucha, alimentación infantil, salsas son categorías que abrazan ya lo ecológico y se unen a otras más clásicas como zumos, frutas y hortalizas frescas, aceites o cereales.

SOSTENIBILIDAD_ABRIL/OCTUBRE 2021.
Total informaciones analizadas: 115

¿Quieres usar este mapa?
Puedes compartirlo en formato original.
Descárgalo
aquí

Profundiza en los macroescenarios más representativos aquí
⇓⇓

Interpretando el mapa

El momento de los envases sostenibles
Cada vez son más las empresas que apuestan por envases más sostenibles para sus productos alimentarios. A nivel de mercado, incrementan constantemente los desarrollos con envases 100% reciclables y predominan materiales como el r-PET o el BioPet. Las empresas del sector lanzan con asiduidad productos envasados bajo la premisa de una mayor reciclabilidad o biodegradabilidad. Y se espera que esos desarrollos sigan creciendo. No solo por las demandas de los consumidores, sino también por la tendencia de las administraciones a impulsar este tipo de packaging.
Pero sustituir el plástico, tecnológicamente “imbatible” en cuanto a conservación y seguridad alimentaria, o al menos reducirlo todavía más sigue antojándose como el gran desafío a superar. Las expectativas están puestas en el desarrollo de nuevos materiales, especialmente los procedentes de fuentes de origen vegetal.
Vemos casos con potencial como la “seda de araña vegana” de Xampla o los desarrollos incipientes que proponen centros como Fraunhofer -recubrimientos bioactivos para mejorar las capacidades del papel como material de envasado- o el Institut de la Recherche Cientifiquè de Canadá -desarrollo a partir de quitosano y otros ingredientes naturales para aumentar la vida útil de frutas frescas envasadas.

Upcycling-food waste, impulso y grandes expectativas
El upcycling y las estrategias para minimizar el desperdicio alimentario representan un destacado escenario de oportunidad, en el que startups como Apeel Sciences (250 millones de dólares), Comet Bio (22 millones) o RIND (6,1 millones) han protagonizado algunas de las principales rondas de inversión.
La tendencia de las upcycled foods crece, especialmente en Estados Unidos, donde la Upcycled Foods Association está impulsando su propio sello certificador, al que cada vez se adhieren más productos en mercado. Vemos lanzamientos de fibras sustitutivas de azúcar, barritas enriquecidas en proteína, snacks desecados o incluso un ingrediente funcional derivado de los subproductos de zanahoria. En estos desarrollos se están aplicando tecnologías como la fermentación de precisión.
En el plano tecnológico, también se está trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías de conservación que permitan seguir avanzando en extender la vida útil de los productos alimentarios – manteniendo sus cualidades organolépticas- y, de esta manera, reducir el desperdicio alimentario. Aunque todavía no estén consolidadas en el mercado, su potencial es claro.

El boom inversor del Vertical farming
Según The Food Institute, la inversión global en Vertical farming alcanzó en 2020 los 1,9 billones de dólares. En este 2021 se sigue percibiendo ese interés de los inversores. AppHarvest, IronOx, iFarm, Bowery Farming, Vertical Roots… son muchas las firmas que protagonizan diferentes rondas de financiación y mejorando en diferentes aspectos como experiencia de consumo, tamaño de instalaciones, capacidad de producción… Además, están “robotizando” y apostando por una digitalización avanzada y cada vez más sofisticada en sus fábricas.
Por si fuera poco, AeroFarms ha anunciado ya que en 2022 abrirá la planta de Vertical farming más grande del mundo, que le permitirá expandir sus acuerdos comerciales. Entre otros partners, contará con el gigante Nokia para refinar sus capacidades de automatización. Tecnología y sostenibilidad van de la mano en este escenario de oportunidad.

Hacia la descarbonización: promesas… y algunas realidades
Los compromisos a futuro de las grandes empresas alimentarias para alcanzar la neutralidad en carbono son ya un denominador común. Con planes trazados a corto-medio (2025, 2030) y a largo plazo, con 2050 en el horizonte, alcanzar esa neutralidad en carbono pasa por fomentar prácticas sostenibles desde los procesos productivos hasta la distribución final del producto.
No todo son predicciones, ya que también hay realidades que muestran que el camino es posible. Son varios los productos que se están certificando como “neutros en carbono”. La hoja de ruta parece estar escrita y sin duda hay una alta demanda. Por ello, supone una oportunidad para muchas empresas, especialmente PYMES.

La consolidación del bienestar animal
Está aumentando el número de empresas que certifican sus productos en Bienestar animal. Las cárnicas son las empresas más adheridas a esta tendencia, aunque también vemos casos de productores de lácteos y derivados. La alimentación del ganado o la comodidad de sus espacios de cría son algunos de los aspectos que la industria tiene cada vez más en cuenta para garantizar que se cumpla ese bienestar. Conseguirlo es una oportunidad de adaptarse a las demandas de unos consumidores cada vez más conscientes que demandan prácticas respetuosas con los animales a partir de los que se fabrican los productos.

En busca de la eficiencia en el uso de recursos
Sistemas de reciclaje en planta, aprovechamiento de frutos de calibre pequeño para consumidores infantiles, optimización del uso de agua son muchas las estrategias que muchas empresas están implantando para mejorar la eficiencia en el uso de sus recursos.
La búsqueda de la sostenibilidad también pasa por optimizar los procesos y evitar mermas o gastos superficiales y parece ser un escenario de oportunidad que las compañías, independientemente de su tamaño, están explorando cada vez más.

Las oportunidades de la producción ecológica
La producción ecológica es un escenario consolidado, en el que predominan los lanzamientos de producto y se percibe un crecimiento de mercado. Zumos, frutas y hortalizas frescas, aceites o cereales son las categorías de producto que más se ven este segmento, en el que hay marcas y fabricantes ya consolidados, aunque otras empresas empiecen a sumarse también a la tendencia.

De lo global a lo local apostando por el km 0
Otro escenario de oportunidad que las compañías están explorando es la producción de proximidad o de km 0. Al igual que en el caso de los productos ecológicos o bajo la premisa del bienestar animal, hablamos de un escenario de oportunidad en crecimiento y con muchos ejemplos de referencias que ya están en mercado y con una notable disponibilidad comercial.

Explora otros contenidos que te ayudarán a mantenerte  actualizado

BLOG
Asistimos a eventos para ser conocedores de lo que se habla a nivel internacional y te lo contamos en nuestro blog.
Accede aquí

STARTUPS
Consulta nuestra BBDD de las start-ups que están trabajando en todos estos desarrollos tecnológicos.
Accede aquí

ALINNOVA
Plataforma interactiva de vigilancia e inteligancia de CNTA
Accede aquí

TAUMATURGIAS
Visita nuestra exposición virtual
Accede aquí

Financiado por:

#Follow us on Instagram