La “revolución” de la proteína alternativa: tecnologías emergentes, nuevas fuentes y cada vez más desarrollos escalables

La “revolución” de la proteína alternativa: tecnologías emergentes, nuevas fuentes y cada vez más desarrollos escalables

Los expertos participantes en el congreso Future Food Tech Alternative Proteins, en el que estuvo presente CNTA, destacaron el potencial de tecnologías como la fermentación de precisión o la biología sintética como vías para obtener alternativas proteicas, además de augurar que esta tendencia tiene visos de seguir creciendo.

 

Mikel Arilla, técnico de Vanguardia y Tendencias de CNTA
marilla@cnta.es

 

¿Qué está contribuyendo a esa aceleración en la denominada revolución de la proteína alternativa? ¿Por qué, como señalan los expertos y referentes del panorama foodtech internacional, se están “alineando las estrellas”? Aquí resumimos algunas de las claves:

 

El auge tecnológico ayuda: muchos avances en fermentación de precisión y biología sintética

Si hubo un término redundantemente mencionado en Future Food Tech Alternative Proteins ese fue “fermentación de precisión”. Sin duda, es una de las tecnologías de moda para afrontar el reto de la búsqueda de proteínas alternativas. Durante el evento, se auguró que su progresiva implementación permitirá seguir produciendo ingredientes con características tecnológicas y nutricionales capaces de igualar e incluso superar a las fuentes de origen animal.

Es, además, una tecnología sostenible y eficiente, cualidades muy valiosas teniendo en cuenta que la industria alimentaria tiene ante sí el reto de mitigar su impacto climático en los próximos años. Así pues, los progresos que puedan darse en la aplicación de fermentación de precisión van a abrir grandes oportunidades en la industria alimentaria.

También la industria alimentaria mira con mucha atención al potencial que ofrece la biología sintética. Numerosas startups están consiguiendo crear productos cell-based muy prometedores. Hasta ahora, las alternativas cell-based son las que mejor están consiguiendo replicar los cortes enteros (filetes, chuletas, sashimi…), ya que son capaces de ofrecer al consumidor las cualidades organolépticas y nutricionales que prácticamente igualan a las de los “originales”. Al fin y al cabo, como señaló Michael Selden, CEO de Finless Foods, “los desarrollos de laboratorio están consiguiendo reproducir lo que ocurre realmente en la naturaleza”. De cara al futuro, sigue pendiente superar barreras regulatorias y de precio para que estos productos puedan tener una penetración real y extensa en el mercado.

 

La pujanza de las nuevas fuentes: algas, hongos, SCP…

Poco a poco iremos viendo más productos en base a proteínas alternativas de una gran variedad de fuentes. En Future Food Tech Alternative Proteins se pudieron ver ejemplos de cómo, cada vez más, se diversifican las fuentes con resultados interesantes y de potencial implementación en mercado. Desde la apuesta por variedades de alga como la alga roja utilizada por Triton Algae o la chorella que trabaja Algenuity, hasta la apuesta por el micelio de Meati Foods o la proteína unicelular Euglena de Noblegen. Estos casos nos dejan claro que hay vida más allá de las fuentes de origen vegetal.

Noblegen presentando su desarrollo de SCP ‘Euglena’ en Future FoodTech Alternative Proteins.

Aún así, se sigue trabajando en el segmento plant-based, donde también es posible encontrar otras fuentes diferentes a las habituales (garbanzo, guisante, soja). Para que esa búsqueda sea más efectiva, se puso sobre la mesa la necesidad de conocer mejor y más en detalle las propiedades nutricionales de nuevas plantas o legumbres, aplicando tecnologías que permitan caracterizar los ingredientes desde el punto de vista tecnológico (textura, estabilidad…) y nutricional (aminoácidos, digestibilidad…). Un mayor conocimiento generará aún más posibilidades de diversificación.

 

“Hay startups que están escalando muy rápido”

Sean O’Sulivan, de SOSV Imvestment, dio otra de las claves que está contribuyendo a la aceleración de desarrollos y a las expectativas de que nuevos productos puedan ir introduciéndose poco a poco en la agenda de más consumidores. “En la actualidad hay startups que están escalando muy rápido y eso es un paso enorme hacia el éxito”, dijo en la ponencia inaugural del congreso. Una de las razones de esa capacidad de escalado es el hecho de que la startups más disruptivas estén contando con una base tecnológica sólida. Algo que también atrae las miradas no solo de inversores sino también de las grandes empresas del sector. De cara al futuro, todo hace pensar que esa solvencia tecnológica irá incrementándose paulatinamente y eso permitirá que el boom innovador se alinee con el boom inversor, cuya tendencia ascendente ha sido un constante en los últimos años.

Las previsiones, por tanto, siguen siendo muy optimistas. Con más solvencia tecnológica será posible escalar y conseguir productos que puedan competir en precio dentro del mercado, llegando a un mayor número de consumidores. Es sin duda una de las claves para que la aceleración de la que tanto se habla no se frene en seco.

La industria alimentaria tiene ante sí un escenario en el puede llegar a conectar con un consumidor cada vez más comprometido con la sostenibilidad y que ve en las fuentes de proteína alternativa una estrategia acorde con ese compromiso. Si a eso le sumamos que las alternativas a la proteína animal ya son parte ineludible de la agenda de futuro de las instituciones y administraciones, el escenario es proclive para que la “revolución” consolide su cambio de marcha y alcance una velocidad de crucero.



#Follow us on Instagram