Seeds & Chips, The Global Food Innovation Summit

Seeds & Chips, The Global Food Innovation Summit

Este evento, que se define a sí mismo como el Congreso Global de Innovación Alimentaria, empezaba su V edición el pasado 6 de mayo de 2019 en Milán y desde CNTA estuvimos por primera vez para conocerlo y ver las últimas tendencias. Es, efectivamente, un evento global que lleva a los participantes a reflexionar y conectar con stakeholders de toda la cadena de valor con un objetivo: ¿podemos cambiar el sistema alimentario actual?

Esta edición ha puesto el foco en aspectos como la sostenibilidad, la necesidad de actuar ya, para conseguir revertir la situación actual y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Una prueba de ello es que todas las mesas redondas se iniciaban con un video que mostraba los principales problemas a los que se enfrenta nuestra sociedad y nuestro planeta en la actualidad: calentamiento global, desertificación, plástico, contaminación de agua y suelos, malnutrición, etc. El vídeo aseguraba que la situación actual es el resultado de las decisiones que hemos ido tomando a lo largo de los años; no obstante, terminaba dando el mensaje esperanzador de que este no era el fin. Está en nuestras manos actuar y la solución, afirmaba, vendrá gracias a la colaboración de todos los agentes del ecosistema y/o de la cadena de valor alimentaria, así como de la tecnología. Para finalizar, el video mencionaba que el propósito del evento era encontrar fórmulas de colaboración y soluciones que nos lleven a garantizar la alimentación del futuro. “We are here to feed the future” ¡Vaya responsabilidad! Y eso estaba en el ambiente, pero desde el positivismo y el ánimo de aportar ideas y soluciones.

El evento contó con más de 300 conferenciantes y 203 stands de diferentes startups, entidades de apoyo al ecosistema, instituciones, corporates, etc. Había mucha actividad a la vez y es imposible hacer una foto completa de lo que allí aconteció, muchas ideas puestas en común y posibles proyectos futuros.

Partiendo de esta necesidad de cambio del sistema alimentario actual, en este post apunto 6 ideas principales que resumen lo visto y escuchado acerca de lo que este cambio debe implicar:

 

1- La innovación en alimentación ha de llegar a la población general.

No ha de ser ni para ricos ni para ciertos nichos. El concepto alimentación accesible, sana y nutritiva reúne muchas de las preocupaciones que se mostraron en las diferentes ponencias. Lo cual supone muchos retos:

  • No basta con que haya alimentación barata, ésta ha de ser rica en nutrientes. Se repitió incesantemente que los alimentos sanos son más caros y que por lo tanto una gran parte de la población no puede acceder a ellos.
  • Escalabilidad de la innovación. En los últimos años se han desarrollado muchos alimentos nuevos, como las proteínas vegetales. Sin embargo, ahora hay que alcanzar niveles de producción masivos que permitan que los nuevos alimentos sean accesibles a la mayor parte de la población. Esto supone un gran reto para las startups alimentarias que ha desarrollado parte de estas innovaciones; en comparación con la industria digital, por ejemplo, una vez realizada la innovación, la escalabilidad es fácil. En alimentación no lo es ya que es entonces cuando hace falta mucha más inversión en plantas, logística, seguridad alimentaria, etc.
  • Transferencia de tecnología a la industria: la ciencia y la tecnología deben ser las que den respuesta a las incógnitas existentes hoy en día, especialmente, en lo referente a salud, seguridad y escalabilidad. En este sentido el reto que tenemos como sociedad es conseguir que se produzca una transferencia efectiva de la tecnología y el conocimiento al mercado.
  • Taste: esta pudo ser, sin lugar a dudas, la palabra más repetida. El mensaje está claro: da igual qué innovación se desarrolle, si el producto final no está rico no será adoptado por el consumidor. Dará igual que sea sano.

 

2- Cambio de dieta: protective food, personalized nutrition and alternative proteins

La innovación en producto es importante pero no suficiente. Es preciso que se dé un cambio en la demanda y para ello hay que cambiar nuestra dieta. Cuando el consumidor cambie su dieta demandará productos diferentes y generará oportunidades comerciales para los fabricantes de estos productos. Productos saludables, nutritivos, de origen vegetal, sin azúcar, etc. se habló de todo ello.

El consumidor más joven es más consciente de que cada una de sus decisiones de consumo supone un mensaje para los productores y están actuando más coherentemente que en el pasado.

Dar de comer a 10 billones de personas en 2050 es la gran preocupación. Parece que todos están de acuerdo en que la solución pasa por cambiar el sistema productivo, del actual basado en la cría de animales a uno basado en vegetal porque, ahora, lo vegetal es sexy y tiene tirón. Otras soluciones que dan respuesta a esta preocupación son: incrementar el número de variedades que se utilizan (biodiversidad) para mejorar propiedades nutricionales y saludables, conseguir clean label y conseguir aprovechar los actuales subproductos.

3- Confianza, trazabilidad y transparencia

La desconfianza del consumidor en la industria alimentaria es un hecho y se están dando pasos para encontrar soluciones que permitan cambiar esa percepción.

Entre las startups presentes había varias ofreciendo soluciones de blockchain, plataformas de consolidación y garantía de información etc. En concreto, destacaría una idea entre todas ellas: al consumidor hay que ponérselo fácil. No se trata tanto de crear nuevas apps o páginas web, sino de hacer que la información llegue de la manera más adecuada a los canales que el consumidor ya utiliza. Y sobre todo, que sea una información clara.

4- El plástico, el enemigo a batir

Continuamente presente en todos los discursos. La mala noticia es que, hoy por hoy, no existe una solución porque el problema es muy amplio. Es más, la principal idea es que no tenemos un problema de plástico sino de gestión del residuo de plástico, especialmente el de un solo uso.

Todos los agentes de la cadena de valor han de dar pasos para que, entre todos y de forma colaborativa, consigamos mitigar el problema que hemos creado.

5-Se han de crear ecosistemas fuertes que logren soluciones completas.

Cada uno hará su parte, pero hacen falta objetivos y guías comunes para lograr impacto. ¿Quién ha de ser parte del ecosistema?

La comunidad científica e investigadora

  • Los legisladores
  • Los corporates
  • Los inversores
  • Los consumidores

 

6- Estamos en un nuevo momento

Hace tan solo 10 años no se invertía en alimentación. Hace 6 años, S2G invirtió en Beyond the Meat y en aquel entonces le miraron raro, no se entendía. Hace 3 años empezó a cambiar la tendencia y hubo un boom, muchas corporates pusieron sus ojos en startups de alimentación y empezaron a comprar.

Para lo que también es un nuevo momento es para el destino de la inversión.  Ahora ya no se dedica casi exclusivamente al desarrollo de nuevos productos sino a la creación de nuevas plantas de producción, establecimiento de acuerdos de colaboración para fabricación o distribución, garantizar seguridad alimentaria, etc. Nada nuevo para la industria alimentaria, pero todo un descubrimiento para emprendedores e inversores que vienen de otras industrias como la digital o el activismo animal o medioambiental como es el caso de Beyond the meat e Impossible Foods. Es el momento de las operaciones y de conseguir llegar a todo el mundo con buenos precios para garantizar que se cumplen las expectativas.

Este nuevo momento ha sido visible, y podríamos hablar que ha supuesto un cambio de paradigma, con la salida a bolsa de Beyond the Meat. Junto a la palabra Sabor la IPO fue lo más comentado y repetido durante Seeds&Chips 2019. De repente todos los ojos parece que se han puesto en este caso y en este sector. Habrá que esperar a las dos o tres próximas salidas a bolsa – oído cocina – para saber si la tendencia se implanta y se convierte en el próximo internet, como ya apuntan muchas voces.

Mientras tanto desde CNTA seguiremos atentamente la evolución de todas estas tendencias y trabajando en el desarrollo tecnológico de nuevas soluciones food tech, así como fomentando la colaboración entre nuestros asociados.

Autora: Estefanía Erro. Directora de Marketing y Comercial de CNTA



#Follow us on Instagram