Carne híbrida, snacking saludable, ingredientes funcionales y nutrición personalizada: 4 oportunidades a tener en cuenta

Carne híbrida, snacking saludable, ingredientes funcionales y nutrición personalizada: 4 oportunidades a tener en cuenta

En este post, te planteamos cuatro escenarios proclives para que las empresas agroalimentarias impulsen nuevas propuestas y desarrollos. Los hemos extraído de nuestra presencia en los eventos Future FoodTech San Francisco y Positive Nutrition Series.

 

Mikel Arilla, técnico de Vanguardia y Tendencias
marilla@cnta.es

 

Carne híbrida: una opción intermedia entre el plant-based y las “rompedoras” alternativas de laboratorio

¿Por qué es una oportunidad?
Para que la carne cell-based –así como otras categorías de producto como pescado o lácteos- se expandan industrialmente, todavía quedan retos que superar: escalado industrial, ajuste de precio, aceptación del consumidor… Es evidente, además, que las alternativas plant-based están en un momento de gran madurez de mercado.

Por ello, hay voces que auguran una especie de solución intermedia entre ambas opciones. La carne híbrida, definida como aquella que combina en su composición ambas fuentes de proteína, suena cada vez más y podría servir de pasarela, de transición, mientras se continúan apuntalando las necesidades a nivel tecnológico y logístico que hagan ganar protagonismo a la ola cell-based.

Una frase destacada:
“Con la carne cultivada pasará lo mismo que con los coches. Al final, ha dejado de importar si un vehículo es híbrido o totalmente enchufable. La clave es que es beneficioso para el medio ambiente. Con los productos cell-based, la clave es que disfrutas de la carne sin sacrificar animales”
Josh Tetrick, CEO de Eat Just.

 

Snacking saludable: la indulgencia no está reñida con comer sano

¿Por qué es una oportunidad?
No se trata de un concepto nuevo, ni mucho menos, pero sí de una tendencia en alza. El snacking como momento de consumo no ha parado de crecer en esta “nueva normalidad” y las estrategias de reducción de sodio y azúcar en estos productos se han intensificado con el objetivo de conseguir mejores perfiles nutricionales.

Además, si le unimos el factor del boom de los alimentos funcionales, las posibilidades se redondean. ¿Por qué no pueden ser los aperitivos, barritas o bebidas una fuente de ingredientes con potenciales beneficios para la salud? Tecnologías como la extracción, la encapsulación o la fermentación pueden abrir muchas posibilidades en ese sentido.

Un caso inspirador:
Boundless, la firma británica impulsada por Cathy Moseley, comercializa frutos secos “activados”. Antes del horneado, su proceso consiste en remojar la materia prima en agua salada, reduciendo los niveles de ácido fítico y consiguiendo así incrementar la biodisponibilidad de los nutrientes más valiosos de sus frutos secos. Más saludable… y sin perder un ápice de sabor.

 

En las sesiones de Future Food Tech San Francisco, se habló de las oportunidades de inversión en foodtech.

Nuevos ingredientes funcionales: la respuesta a patologías y cuadros clínicos emergentes

¿Por qué es una oportunidad?
¿Coronasomnio? Sí, es el nuevo término que está empezando a colarse en los mentideros médicos de Reino Unido para describir los cuadros de insomnio derivados del estrés post-pandemia. Pero no es el único invitado a la fiesta. Dependencia digital o de las pantallas, diferentes alteraciones en la salud mental… son muchas las patologías que proliferan en el contexto del COVID-19.

A más cuadros clínicos, crece la necesidad de encontrar potenciales remedios o estrategias preventivas, también desde la alimentación. Por ello, se están buscando cada vez más ingredientes funcionales antes desconocidos que ahora comienzan a catalogarse como emergentes y cuyos beneficios permitan abordar estas dolencias intensificadas al abrigo de la pandemia. ¿El reto? Sostener esos hipotéticos beneficios desde la evidencia científica. Más investigación, en definitiva.

Una tendencia:
Los adaptógenos, como la Ashwagandha, la Schisandra o la Rhodiola, han experimentado un boom sobresaliente en lo relativo a las búsquedas de información por parte de consumidores. Son considerados ingredientes cuyo protagonismo va a crecer en los próximos años por sus potenciales propiedades antiestrés.

 

Nutrición personalizada: un reason-to-believe para convencer a los incrédulos y hastiados

¿Por qué es una oportunidad?
En relación al auge de la alimentación funcional surge un reto evidente. ¿Cómo convencer a un mayor número de consumidores en medio de una maraña ruidosa de información, claims o consejos? La respuesta está en la personalización. Adaptarse al consumidor de manera segmentada, atendiendo a necesidades específicas y conectando con él, sin duda ayudará a que sea más crédulo y tenga un camino en el que guiarse.

Tecnologías como Inteligencia Artificial, Machine Learning o las ómicas pueden ayudar a aproximarse a dicha personalización. La nutrición personalizada es un concepto todavía incipiente, pero ante el que los avances científico-tecnológicos están planteando cada vez más posibilidades de avance. Como recordaron algunos de los ponentes de Future Food Tech, esa precisión a nivel clínico no deberá estar reñida con el factor hedonista de alimentarse. Salud sí, pero siempre atada a la experiencia y al disfrute.

Una noticia:
Mediante su tecnología basada en Inteligencia Artificial y tests de ADN, Nuritas ayudará a la firma japonesa Sumitomo Chemical a identificar péptidos bioactivos en diferentes ingredientes, que puedan introducirse en formulaciones de productos personalizados y comercializarse.

Estas 4 oportunidades no son, evidentemente, las únicas que se abren paso dentro del panorama foodtech, pero sí algunas de las que más se escucharon de todos los temas abordados en Future FoodTech San Francisco y Positive Nutrition Series.



#Follow us on Instagram